La ceguera y la responsabilidad

| 30 abril, 2012 | 4 Comentarios

Una vez más asistimos a la repetición de la historia, al protagonismo de los fantasmas y a la estupidez de la obediencia.
Sin duda no escarmentamos de una forma de vivir estruendosa, y lo mejor, insistimos de forma obstinada. ¿Con qué derecho nos quejamos? Señalamos siempre al culpable como aquel que nos arroja migajas, porque nos ha enseñado que el culpable siempre está afuera. Admiramos la bonanza porque nos ha enseñado a olvidar la conducta. Protestamos porque necesitamos ser escuchados por nuestros semejantes, con semejantes problemas y olvidamos porqué estamos ahí. Y el culpable siempre está afuera.!

La palabra lleva a otra palabra y la siguiente a otra. Pero quienes actúan son conscientes de que siempre vencerán. Pero sigamos discutiendo en bares y plazas, quizás algún iluminado surja de esos lugares. Bienvenido sea, sólo será alguien más con buena voluntad, pero sólo uno.
Continuemos exigiéndole a desconocidos que velen por nuestro destino, quizás acierten en nuestras intenciones. Desgraciados seamos mientras dejemos a manos de gente desconocida nuestra fatalidad, pues por más que muestren su mejor cara, siempre son extraños y nunca un extraño nos dirá lo que piensa, somos extraños para él. Pero como buenos ciudadanos sigamos creyendo en el azar, quizás algún día vendrá el Mesías a salvarnos!.

¿Pero que clase de ingenuidad nos aborda?!, ¿Pero qué esperamos más allá de nosotros?!

La cegueraEstamos siendo testigos de otra masacre social y seguimos creyendo que el culpable está afuera. Somos testimonios de nuestra estúpida obediencia y seguimos jugando con las mismas reglas, queremos una vida digna pero nos olvidamos del compromiso que la acompaña. Buscamos bienestar pero nos pasamos el día gimoteando del prójimo. ¿Pero que nos pasa?, ¿donde está la sinceridad de lo que exigimos?. Si queremos cambiar algo empecemos por hacer las cosas diferentes, personalmente!. ¿A caso hemos tenido el valor de mirar primero quienes somos?. En este país siempre hemos barrido para casa, ¿y ahora que ya no nos dejan jugar nos indignamos? La hipocresía es un grado que siempre se paga.

Levantar este país empieza en el convencimiento de que el culpable somos cada uno de nosotros, con nuestros votos a los de siempre, con nuestros escaquéos cuantos podamos, con nuestras charlas eternas sobre fútbol y memeces, con nuestra vergonzosa gandulería, con la impuntualidad como descrédito, con nuestra eterna chulería, con nuestra charlatanería nacionalista, con el criticar por criticar, con esperar que sea primero mi vecino, con el convencimiento de “mientras no me pase a mi”, con la palabra como desconfianza, con…;

Si a caso nos lamentamos de como están las cosas, no miremos sólo hacia afuera. Que hipocresía, ¿no seguimos estando en los mismos bancos?, ¿no seguimos comprando en grandes centros comerciales o en franquicias extranjeras?, ¿no seguimos apoyando a caso a grandes marcas, o comiendo de forma desproporcionada?. ¿Con qué derecho nos quejamos si aceptamos mantener todo eso? y además con nuestra propia iniciativa. Es lamentable!!.

Si algo ha de cambiar somos nosotros, cada uno de nosotros, sin demora. El vecino no soy yo, y en estos momentos de incertidumbre sólo el cambio de mirada puede salvar lo poco que nos quede. Seguir jugando con las mismas reglas es estar expuestos a cualquier cosa que deseen quienes las disponen.

responsabilidad-socialDeja de comprar a grandes marcas, márchate a un banco local, apoya al pequeño comercio que al fin y al cabo eres tu!. Trabaja diligentemente, fuera y dentro de casa. Respétate y pon de tu parte, sólo con palabras no cambian las cosas. Se sincero con tu voluntad y utiliza la red como modo de expresión, comunica tu indignación. La conciencia de tod@s es para tod@s.

No te engañes más!!.

Nos enfrentamos a un nuevo paradigma y este no pasa por la masa como alternativa al cambio, sino por girar la mirada a todo aquello que participa de lo de siempre. De los políticos de siempre, de los bancos de siempre, de las marcas de siempre, de la televisión de siempre, de los periódicos de siempre, de las ideas de siempre. Es el momento de tener criterio propio más allá del comercio de las ideas, pero mientras sigamos jugando no nos quejemos.

¿Queremos una educación pública?
Ocupemos con nuestr@s hij@s las escuelas!!

¿Queremos una sanidad de tod@s?
Invadamos los hospitales con nuestr@s ancian@s!!

¿Queremos un trabajo digno?
Asaltemos las oficinas de empleo!!

¿Queremos políticos que den ejemplo?
Entremos en el parlamento y que nos escuchen!!

¿Queremos un sueldo aceptable?
Establezcamos una legislación popular contra los privilegios políticos y reales!!

¿Queremos servicios sociales?
Apoyemos a las asociaciones y entidades del barrio y más allá

Un filósofo dijo una vez:
No es el que tiene poder quien cambia el mundo, sino quien no lo tiene, pues éste posee todas sus experiencias para dirigir el cambio, conoce lo que le falta, cosa que el poderoso no sabrá nunca. Él sólo conoce la determinación!!

 Alguien cometerá pronto alguna locura fruto de su desesperación, y quizás ese será un antes y un después.

Pero primero sincerémonos y observemos que hacemos mal, ese será entonces un buen comienzo.

*Este artículo puede ser complementado con este documental

 

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Archivado en: Argumentos
×

4 Comments on "La ceguera y la responsabilidad"

Trackback | Comments RSS Feed

  1. Dámaris dice:

    Marc! Enhorabuena por el artículo. Es muy bueno, y muy cierto! El problema de este, nuestro país, no es tan sólo la crisis económica! No! Su mayor problema es la crisis de valores éticos y morales que nos han llevado hasta esta situación! Y como tú bien dices, la gente se llena mucho la boca con iniciar el cambio, pero desde su sillón y escribiendo desde su Ipad! Se quejan desde la tranquilidad y así no se llega a ninguna parte. Pero con iniciativas como esta, podemos cambiar el mundo! Tan sólo hay que iniciar el cambio y lubricar los engranajes! Y si todos somos conscientes de nuestra parte de culpa en la situación y nos hacemos participes, entonces, el cambio es posible.
    Un saludo Marc! Espero impaciente tu siguiente artículo! De paso, me iré leyendo el resto! jeje Un besazo guapísimo!

  2. Laida dice:

    Felicitarte por tus palabras, por tus verdades….por tu manera de ver está realidad social y compartirla….!! “Siempre fue más difícil mirar hacia dentro que hacia fuera, pero es desde dentro donde se encuentra el verdadero bienestar”-“Y en estos tiempos no podemos cerrar los ojos a nuestro mundo interior”.

  3. Emil Pavirani dice:

    Hola!Es genial, cierto y real!Es verdad, todo empieza por nosotros! Las palabras se las lleva el viento..los hechos se quedan!Por fin he leido algo
    que realmente comparto!Gracias, by Emil

Deja un comentario